El poder de la báscula

El poder de la báscula

 

En los tiempos de nuestros padres los bebes nacían próximos a los 5 kg de peso, porque las mamás con la excusa de comer por dos, se “cebaban” en el embarazo.

En esos tiempos “bonito y guapo” eran sinónimos de “hermoso y gordo”.

Con los perros ocurría igual, cuando eran cachorritos les dejábamos comer todo lo que querían, para que se criaran gordos, pues cuanto más pesaban, más sanos estaban.

En el siglo XXI las cosas han cambiado; tanto a las embarazadas como a los cachorros se les controla mucho el peso. Preferimos que los perros (sobre todo los de raza grande) crezcan delgados para conseguir un buen desarrollo de sus articulaciones. Y este control de peso debemos mantenerlo durante toda su vida, porque si no provocaremos varios problemas que os voy a contar con estas 3 historias.

Imagen

 

  1. Mara (chihuahua)

chihuahua

¡Hola! Mi nombre es Mara y estoy gorda.

Tengo 10 años, insuficiencia cardiaca, respiratoria y la tensión alta. Esto se traduce en que me canso mucho y en cuanto hago un poquito de ejercicio, me da la tos.

Mi familia está preocupada y me ha puesto a dieta además de darme varias pastillas todos los días. Les han explicado que la grasa impide que los pulmones se expandan durante la inspiración (coger aire) y además aumenta las necesidades de oxígeno.

 

  1. Gómez (Teckel)

teckel

¡Hola, me llamo Gómez y estoy un poco “pasado” de peso!

Esto me ha hecho pasar dos veces por quirófano para operarme de una hernia de disco y una rotura de ligamento cruzado.

Mis patitas son demasiado cortas y finas para soportar todo mi peso. ¡Si no adelgazo, todas mis articulaciones están en peligro!

 

 

  1. Princesa (Dálmata)

dalmata

¡Hola, yo también soy del grupo de los gorditos!

Hace unas semanas empecé a beber mucha agua, hacer mucho pis y tener mucha hambre. Aunque comía mucho comencé a adelgazar. Mis amitos se asustaron y me llevaron a mi veterinaria. Me hicieron análisis de sangre y orina y me diagnosticaron “diabetes mellitus”. Al parecer mis kilitos de más provocan un aumento de la glucosa en sangre y esto, un aumento de la secreción de insulina, pero ha llegado un punto en que mi páncreas no puede producir tanta insulina como necesito y mi dueña tiene que inyectarme la insulina 2 veces al día y racionarme la comida (especializada para mi enfermedad).

video Diabetes.

Estos son 3 ejemplos de los problemas que puede causar la obesidad en nuestras mascotas, pero hay más:

–          intolerancia al calor.

–          Aumento del riesgo quirúrgico y anestésico.

–          Problemas reproductivos (en el momento del parto)

–          Trastorno digestivo: estreñimiento, gases…

Así que es el momento de empezar al OPERACIÓN BIKINI

Imagen

 

Anuncios

4 comentarios en “El poder de la báscula

  1. Pingback: El secreto para adelgazar en 4 palabras | salud para perros y gatos

  2. Muy buen articulo!!
    La verdad es que hay mucha gente que no se da cuenta de que nuestras mascotas no tienen un estómago como el nuestro, además de que muchos alimentos que para nosotros son buenos, para ellos no tanto o incluso llegan a ser tóxicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s